Audrey: la musa de la moda por excelencia y .. una historia hermosa

Hoy hablamos de moda y para ello habalamos de la bellísima Audrey Hepburn, icono absoluto de la moda, personalmente me encanta. Audrey marcó un estilo solo siendo ella misma, sin ningún  esfuerzo.
Ella con su saber estar, su personalidad y su encanto personal indiscutible ha conseguido pasar por la cabeza de mil diseñadores actuales a la hora de crear sus disenos de boda y de todos los estilos. Quién no se ha puesto nunca un vestido ‘estilo Audrey’, estilo exquisito, retro y elegante.

Nuestra adorada Audrey se casó dos veces, y estaba en una ocasión más guapa que en la otra! la primera ocasión fue en 1954  con Mel Ferrer, y para la ocasión la exquisita actriz eligió un vestido de su diseñador por excelencia Hubert de Givenchy,  de corte vistoriano con mangas abollonadas, tacones midi y unas flores en su pelo como adorno. el vestid oestaba hecho en organdí blanco, con falda tipo corola, y cuello claudine abotonado. Audrey acompañó de unos hermosos guantes largos, que le dieron el toque rafinado y elegante al look. Un estilo romántico, perfecto y espectacular. En la cintura llevaba un fajín que evidenciaba su silueta de bailarina perfecta.

En la segunda ocasión Audrey se casó por lo civil con Andrea Dotti, en 1969 y en esta ocasión lo hizo un vestido más Audrey que nunca. Me encanta! Llevava un vestido de lana de color  rosa pastel, con guantes obviamente diseñado por su amigo y modisto Givenchy. Un look elegante, cómodo y dulce, como era Audrey.

Hubo un tercer vestido de novia antes de casarse con Mel Ferrer, que la encantadora Audrey nunca llegó a ponerse, fue el confeccionado para la boda que nunca se celebró con  James Hanson.  El vestido fue diseñado por las hermanas Fontana, confeccionado en satén de color marfil, con manga francesa, cuello barco y un lazo a la cintura. Seguramente el menos ‘Audrey’ de los tres, pero elegante, femenino y maravilloso. Y el vestido? Como curiosidad, os cuento que la boda nunca llegó a celebrarse porque audrey decidió cancelarla para dedicarse a su brillante carrera como actriz. Se dice que Audrey pidió a las diseñadoras que lo regalaran a una persona que quisiera casarse y que no pudiera permitirse comprar un vestido denovia, y las diseñadoras, así lo hicieron, lo dieron a una chica pobre de la localidad de Latina,  llamada Amabile Altobella, que se iba a casar con el granjero Adelino Solda, que después de casarse, lo conservó como oro en paño envuelto en papel de seda.

50 años más tarde, una de las modistas que lo crearon logró encontrarlo para exhibirlo en una exposición sobre la actriz. Fue subastado en el 2009 y se dieron por el 17.500 Euros, que fueron destinados a una asociasión de niños pobres en nombre de la actriz.
Amabile por su parte tuvo un matrimonio feliz, con cinco hijos y 4 nietos, así que se ve que Audrey le trajo suerte…
Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s